Uso fraudulento del ordenador

 

Un cliente es demandado porque, según la Guardia Civil, desde su ordenador se han hechotransferencias por Internet desde la cuenta de una persona a otra fuera de España.

Nuestra labor, junto con su abogado, fué crear un informe y asistir a juicio para demostrar que no había sido nuestro cliente y que su ordenador había sido atacado de forma remota suplantando su identidad.

Nuestro cliente salió favorecido.