Una empresa de ingeniería química nos llama porque pierde las bases de datos donde almacenan los informes de resultados de los muestreos que están llevando a cabo desde hace varios meses y las copias de seguridad anexas al servidor, así como las bases de datos del sistema de correo electrónico de la empresa. Es verdad que puede corromperse una base de datos, pero es muy improbable que también se borren a la vez todas las copias de seguridad de la empresa. Al revisar el servidor, vemos que se han borrado también todos los logs de transacciones y conexiones del servidor, pero vemos que la primera que hay tras el borrado, es la de una finalización de la sesión. Parece que nuestro intruso entró, borró y salió de manera adecuada, pero al salir, dejó un rastro. Tras seguir ese rastro y conseguir a través del abogado un mandamiento judicial, consiguieron  ir a casa de un ex trabajador de la empesa de ingeniería y requisar un ordenador que tenía en el salón. Al comprobar ese ordenador, se vió que había sido desde allí donde este ex trabajador se había conectaco, borrado y salido de la empresa.